Descubre cómo mejorar tu economía

65. Las 7 claves para invertir bien

Las 7 claves para invertir bien

¿Ya estás list@ para invertir y te estás preguntando qué debes tener en cuenta? ¡Llegaste el lugar indicado! Hoy hablaremos de las 7 claves para invertir bien o, en otras palabras, que tu dinero esté seguro, te genere ingresos pasivos y esté alineado con tu personalidad

 

La verdadera libertad financiera se logra a través de inversiones, con la creación de los famosos ingresos pasivos. Me ha llevado más de 3 años como inversionista lograr identificar cuáles son los aspectos más importantes a considerar, ya que la mayoría de ellos se aprende sólo con la práctica. Sin más preámbulo, pasaré a explicarte las 7 claves para invertir bien.

El precio de compra determina la rentabilidad

En cualquier tipo de inversión que elijas, tienes un control incierto para mejorar las utilidades o beneficios mensuales, ya que por lo general dependen fuertemente del mercado. Entonces, te estarás preguntando ¿Cómo mejoro la rentabilidad si el retorno que recibiré no lo puedo controlar? Para esta pregunta existen 2 respuestas:

La primera es la evaluación previa. Cada vez que analices una inversión, tienes que tener en mente la proyección de ingresos que recibirás en el futuro. Si hiciste esta evaluación detalladamente, entonces tus estimaciones tendrán poco margen de error, permitiéndote “controlar” tus ingresos futuros.

Sin embargo, lo anterior no hará que mejore tu rentabilidad, sólo te dará certeza razonable. Entonces ¿cómo la puedo mejorar? Simple, comprando barato. Mientras menos dinero pongas de tu bolsillo, más alta será tu rentabilidad. Por ejemplo, si compras una propiedad a USD 100.000 y por arriendos recibes USD 5.000 anuales, entonces tu rentabilidad será del 5% anual (5.000 / 100.000 x 100%). Ahora imagina que la compraste a sólo USD 50.000 y que recibes los mismos USD 5.000 anuales por tenerla arrendada. En este caso tu rentabilidad será de 10% anual. Sí, el doble sólo por comprar más barato o, en otras palabras, tuviste que poner la mitad de dinero para obtener el mismo beneficio.

Es por esta razón que una de las cosas más importantes al invertir es el precio de compra. Dedica todo el tiempo necesario a hacer un estudio de mercado y no tengas miedo a negociar con el vendedor.

No inviertas todo tu dinero

He escuchado muchas veces la frase: “invierte sólo lo que estás dispuesto a perder”, de boca personas que están en el mundo de la educación financiera. Si hubiera tomado el consejo,  nunca hubiera invertido, porque no estoy dispuesto a perder nada.

Jamás me arriesgo en las inversiones, por lo que puedo dormir tranquilo todas las noches sabiendo que mi dinero está aumentando constantemente. Sin embargo, eso no quiere decir que pueda disponer de él cuando me plazca. Muchas de mis inversiones son de mediano o largo plazo, como en el caso de las inversiones inmobiliarias. Por lo tanto, mi consejo es que nunca inviertas todo tu dinero, ya que si lo haces y surge una eventualidad, tendrás que endeudarte, lo que quizás se coma toda tu rentabilidad.

Como regla general, es bueno tener dinero a libre disposición por un monto igual o mayor a 2 veces tu sueldo. “Ok Jaime, pero si lo tengo en el ColchónBank perderá valor cada día“. ¡Exacto!, por eso te enseñaré una técnica que utilizamos con Natalia personalmente.

  1. Toma tus 2 sueldos (o más si quieres) y divídelos en 10 partes iguales.
  2. El primer día del mes toma un Depósito a Plazo a 30 días con 1 de las partes anteriores.
  3. El día 4 (3 días después) toma otro Depósito a plazo idéntico al anterior con 1 de las 9 partes restantes.
  4. Espera 3 días más y repite el proceso.
  5. Sigue así hasta que ya tengas 10 Depósitos a Plazo.

¿Qué ganas con esto?. Tranquilidad de que siempre tendrás 1 de las partes disponibles para retirar. Imagina que ya pasaron los 30 días desde que tomaste tu primer DAP, entonces tendrás 2 días extras para solicitar la devolución y, si se te pasa esta fecha estarías protegido, ya que al día 3 podrás retirar tu segundo DAP y así sucesivamente.

Invierte donde te hayas capacitado

Una de las frases que más me gustan es: “el riesgo no está en las inversiones, sino en no saber lo que estamos haciendo“. Me encanta porque es pura verdad. Si piensas que invertir en la bolsa es arriesgado, busca quién es Warren Buffett y verás que lleva más de 60 años invirtiendo en acciones, pasando por distintas crisis mundiales y, aún así, ha logrado mantener una rentabilidad anual por sobre el 23%. ¿Habrá sido suerte? No lo creo, quizás en alguna ocasión pudo tenerla, pero mantenerla por 67 años es algo casi imposible.

Warren Buffett es sólo un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas, ya que él muchas veces fue criticado por no haber comprado acciones de Apple, pero su respuesta siempre fue la misma “no entiendo el mercado de la tecnología, así que no invertiré mi dinero ahí“.

En resumen, el consejo más importante de este punto es que te capacites, ya sea a través de libros, formaciones o seminarios, y prioriza aquellos métodos que son más enfocados a la práctica y que hayan sido probados por quienes te lo enseñan.

La rentabilidad no lo es todo

¿Qué? Jaime se volvió loco“. Seguramente eso habrás pensado. La verdad es que la palabra rentabilidad está demasiado sobrevalorada, ya que se asocia a mayores ingresos, pero en realidad por sí sola no nos dice mucho.

Veamos un ejemplo: Imagina que invertirás en una empresa de suministro de agua potable que ofrece una rentabilidad del 100% anual. Hasta aquí todo pinta bien, pero luego te dicen que está ubicada en un pequeño pueblo de 5 personas y que hay muchos inversionistas invitados a participar, así que sólo necesitarán que aportes un capital de USD 100. En otras palabras, inviertes este dinero y todos los años recibirás USD 100.

La rentabilidad está muy bien, pero 100 dólares al año es muy poco, sobretodo si debes asistir a reuniones o monitorear que la empresa está funcionando bien. A veces es mejor optar por otra inversión que tenga menor rentabilidad, pero que te permita invertir un monto mayor y, por lo tanto, recibir más retorno.

Calcula tu costo de oportunidad

Recuerdo que en una ocasión llegué donde un profesor de inversiones inmobiliarias y, con mucha ilusión, le dije que había encontrado una propiedad que podría generar una rentabilidad del 33% anual. Él me miró y me dijo: “¿calculaste el costo de oportunidad?”. Ahí quedé con una cara desencajada, pensando por qué no me felicitó y qué tenía que ver el costo de oportunidad en una inversión.

Después de una conversación prolongada, puedo resumir los conceptos más importantes en lo siguiente:

Tu capital es limitado, así que debes saber usarlo de forma óptima. Imagina que posees USD 10.000 y tienes 3 alternativas para invertir:

  • Inversión A: monto de USD 6.000 y una rentabilidad de 20% anual.
  • Inversión B: monto de USD 5.000 y una rentabilidad de 17% anual.
  • Inversión C: monto de USD 5.000 y una rentabilidad de 15% anual.

Quizás lo primero que pensarías es optar por la inversión A, porque tiene la mayor rentabilidad, pero, si la eliges, no te quedará dinero suficiente para invertir en B o C. Si aún así inviertes en A, tendrás un ingreso anual de USD 1.200 y otros USD 4.000 estancados en tu cuenta corriente. En cambio, si decides tomar las inversiones B y C de forma conjunta, tendrás ingresos de USD 1.600 anuales.

A esto se refería mi profesor de aquel entonces. Me dijo que quizás al hacer esa inversión inmobiliaria podría quitarme la posibilidad de optar a otra inversión que requiriera de ese capital. Al final de cuentas fue uno de los mejores consejos, porque no invertí en esa propiedad para entrar a otra alternativa que daba una rentabilidad muy similar, pero de forma mucho más pasiva.

Calcula el tiempo invertido

El tiempo es lo único que no podrás recuperar, así que debes darle la importancia que se merece. Invertir en algo que requiere de mucho tiempo de tu parte, te quitará la posibilidad de seguir capacitándote o de buscar más opciones de inversión, algo que podría ser muy costoso.

Por eso recomendamos priorizar inversiones que sean lo más pasivas posibles y, en caso que todas te demanden tiempo, te propongo el siguiente cálculo:

Primero calcula tu valor/hora (puedes ver cómo calcularlo haciendo clic aquí). Luego, resta a las ganancias anuales estimadas de cada inversión todo el tiempo que dedicarás valorizado a tu valor/hora actual. Con este cálculo tendrás un monto menor de ganancia, pero será mucho más real y tendrás una manera de comparar distintas inversiones, donde estás considerando ganancias y tiempo.

No está demás decir que mi recomendación es que elijas la inversión que te reporte mayores ganancias después de restarle el tiempo que le dedicarás, sin embargo, la decisión final es tuya.

Considera tus valores éticos

Si has leído “étnicos” mira nuevamente, porque esto no se trata de los orígenes de tu árbol genealógico, sino de tus valores y principios personales. Por ejemplo, si estás en contra de las generadoras eléctricas a carbón, te recomiendo que no compres acciones de este tipo de empresa, porque tu subconsciente sabrá que le estás dando tu dinero a alguien que no quieres. Además, cuando recibas las ganancias una vez al año, no las disfrutarás con alevosía.

En la vida debemos ser lo más íntegros que podamos y eso aplica también a las inversiones. No por conseguir unos dólares más, debes estar dispuesto a pasar por encima de tus principios o valores. Al cabo de unos años podrás decir “yo he obtenido mi abundancia potenciando empresas que me gustan (invirtiendo en la bolsa) y ayudando a personas a tener un hogar donde vivir (invirtiendo en propiedades)

Si aplicas estas 7 claves para invertir bien, podrás lograr que tu dinero esté seguro, te genere grandes ingresos pasivos y esté alineado con tu personalidad, tal como lo prometí en un principio.

 

Si crees que esto debería leerlo todo el mundo, comparte ;)

Acerca del autor

Jaime Medina

Ingeniero, Blogger, Inversionista, Coach Financiero, Profesor y Emprendedor.

Estoy convencido que enseñando finanzas personales e inversiones podremos crear una civilización más segura, tranquila y participativa. Considero que nadie debería trabajar por dinero, sino en lo que realmente le apasiona, y que el dinero sea quien trabaje para nosotros.

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Jaime Medina
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Descubre las 3 claves probadas para optimizar tu economía

Descubre las 3 claves probadas para optimizar tu economía

mockup-3-videos-claves-probadas-mockup

Al formar parte de Realizados tienes como Regalo de Bienvenida una serie de 3 VIDEOS GRATIS que te mostrarán cómo comenzar a mejorar tu vida financiera y que eso repercuta en una mejor calidad de vida en todo ámbito.

Al formar parte de Realizados tienes como Regalo de Bienvenida 3 VIDEOS que te mostrarán cómo comenzar a mejorar tu vida financiera y que eso repercuta en una mejor calidad de vida en todo ámbito.

Al formar parte de Realizados tienes como Regalo de Bienvenida 3 VIDEOS GRATIS que te mostrarán cómo comenzar a mejorar tu vida financiera y que eso repercuta en una mejor calidad de vida en todo ámbito.