Descubre cómo mejorar tu economía

Cómo mantener el ánimo y alcanzar tus objetivos financieros

Cómo mantener el ánimo y alcanzar tus objetivos financieros

Cómo mantener el ánimo y alcanzar tus objetivos financieros

Natalia Espinosa

Los nuevos comienzos vienen con esa magia llamada energía. No es casualidad que la mayoría de las metas se fijen a principios de año, los primeros días del mes, un lunes o temprano por la mañana, pero ¿qué hacer cuando esa energía desaparece?

Que en la primera mitad del día seas notablemente más productivo o productiva no es azar, así como tampoco que los grandes referentes de éxito económico tengan el hábito de madrugar. Los comienzos tienen ese empuje extra increíble que te anima a iniciar una nueva travesía, pero es algo que no dura para siempre, tarde o temprano te enfrentas al verdadero desafío, cuando mantener el ánimo es determinante a la hora de lograr tus objetivos financieros.

A nosotros nos tomó 3 años alcanzar la independencia financiera, y los buenos hábitos financieros fueron parte importante del proceso. Hoy voy a compartir contigo lo que me funcionó, en especial al comienzo, cuando los resultados parecían no ser suficientes y mis ganas de desistir iban en aumento.

¿Qué debes hacer para mantenerte firme en tus objetivos financieros?

 

Siempre que quieras cambiar un resultado debes irte a las raíces que lo provocaron. Es lo mismo que cuando tienes en frente un árbol con frutos, éstos no se originaron en las ramas, sino sus raíces. Con estos tips podrás ir directo a la fuente, asegurar que tu constancia se desarrolle como nunca antes y ver cómo tu cuenta bancaria te lo celebra después.

1. No aceptes la derrota antes de comenzar

Al iniciar cualquier hábito financiero saludable, cambios en el manejo de tu economía o una inversión, es fundamental que lo hagas a partir de un compromiso fuerte contigo mismo.

Son muchas las personas que, incluso antes de empezar, se «dan permiso» de no conseguirlo. Puede que hayas sido víctima de esto sin siquiera saberlo, especialmente si has escuchado una vocecita hablándote de lo difícil, aburrido o improbable que es que tu economía mejore.

Eso precisamente provoca que, al primer, segundo o tercer obstáculo aparente, abandones y digas que «esto no era para ti» y que «ya lo sabías».TIP: Busca el verdadero «por qué» que te motivó. Imagína y siente cómo sería tu vida con los beneficios de haberlo logrado y con esa sensación sella tu compromiso de alcanzar la meta, si das lo mejor de ti lo conseguirás, sólo debes tener las ganas suficientes.

Luego, en una libreta u hoja que veas habitualmente, escribe tu objetivo financiero y tu compromiso, por ejemplo: «Me comprometo a ahorrar € 3000 para el viaje de mis sueños». Puedes agregar imágenes que te lo recuerden en el celular u otro dispositivo.

Esto le dará más solemnidad y potenciará tu enfoque, y no tienes que hacer el ejercicio con nadie más, basta que te comprometas contigo.

2. Elabora un plan

Ya sabes lo que quieres conseguir y eso es fundamental, aunque aún tienes dos cosas que pueden jugarte en contra: la fuerza de voluntad, un músculo que si no está entrenado termina estresándose y cede, y el estado de ánimo, que al ser seres humanos no podemos mantenerlo siempre a tope de motivación, que varíe es lo más normal del mundo.

Para no depender de tu motivación a full y tu fuerza de voluntad, un plan es la mejor idea. Ya conoces tu objetivo financiero y tienes toda la motivación del comienzo, así que aprovecha eso para elaborar un plan con lujo de detalles, así cuando tu motivación baje, lo tendrás a la mano para que te diga cómo continuar hasta que tu voluntad regrese en gloria y majestad.

TIP: Al «por qué» motivador que encontraste, agrégale lo que te propone la metodología SMART (Puedes ver un artículo haciendo click) y luego establece un paso por paso para cada mes o semana, hasta alcanzar tus objetivos financieros.

Este tip me recuerda una frase que me gusta mucho de Abraham Lincoln, que dice

Dame 6 horas para cortar un árbol y pasaré las primeras 4 afilando el hacha

Así que ponte manos a la obra, arma tu plan y deja de lado la improvisación para asegurar el éxito.

3. No restrinjas tus gastos

Quizás hasta ahora habías creído que llevar una buena economía era sinónimo de dejar de gastar en lo que te gusta. En este punto te traigo muy buenas noticias, porque realmente no significa eso.

Cuando comencé, mucha gente cercana, expertos y la misma lógica matemática me decían que debía recortar mis gastos al máximo: dejar de salir tanto a comer, buscar las cosas que necesitaba en temporadas de oferta, bajar el plan de celular y disminuir el consumo eléctrico y de agua.

Al poco tiempo me di cuenta que una economía abundante poco tiene que ver con reducir los gastos a la mínima expresión, sino más bien con saber administrar lo que tienes y conocer cuáles son tus necesidades.

Muchas personas que empiezan a mejorar sus finanzas se desencantan al poco andar, porque dejan de disfrutar de su dinero y no quiero que eso te pase a ti.

TIP: Deja al menos una parte disponible mensual para lo que más te guste, no te restrinjas al máximo. Dependiendo de tu situación, quizás haya que optimizar algunos gastos, en especial aquellos que no son necesarios para ti y ni siquiera te gustan, pero no olvides dejarle espacio a esos que hacen tu vida más feliz.

Mejorar tu economía no será algo que consigas de la noche a la mañana y es mejor que disfrutes del camino también, eso hará que no salgas huyendo.

4. Conócete

En el punto anterior ya te había adelantado algo: conocer cuáles son tus necesidades para que destines mejor el uso de tus recursos. Esto me lleva a otro punto importante, saber con cuánto dinero o ingresos cuentas para cumplir tu plan es básico y sólo lo lograrás transparentando tu economía.

TIP: Lleva un registro de gastos detallado para conocer bien en qué gastas y luego analiza qué te hace feliz de allí y qué se puede optimizar. Además, eso evita sorpresas en tu plan, porque muchos de los gastos que haces son tan automáticos, que fácilmente se pueden escapar de tu radar.

5. Que tu meta sea una aliada y no un verdugo

Un error muy típico en la búsqueda de mejorar tu economía personal, o cualquier otra cosa en la vida, puede ser poner metas muy altas a corto plazo o querer cambiar muchas cosas a la vez.

Se cree que la causa del abandono en las metas financieras se deben a la falta de autocontrol, el exceso de presión o estrés y las emociones poco agradables que aparecen. Sin embargo, estas “causas” más bien son consecuencias de haberte planteado una meta muy grande en poco tiempo, porque los resultados duraderos vienen, pero no llegan de golpe y necesitan de constancia.

TIP: Ahora que te conoces, busca tu propio ritmo en el plan y date el tiempo que haga falta, más importante que llegar antes es llegar. Si te fijas un objetivo muy alto y que además se aleja del comportamiento financiero que has tenido por años, es lógico que tu cerebro proteste y haga lo que sea necesario para volver al status quo, donde se siente cómodo.

No creas que esto quiere decir que sólo te pongas metas pequeñas, me refiero a que vayas estableciendo puntos intermedios que te lleven al objetivo más grande y que los plazos no sean ajustados, sino a tu ritmo.

¡Manos a la obra!

Si tienes en cuenta los puntos que has visto aquí, te aseguro que tendrás muchas posibilidades de alcanzar tu vida financiera ideal, lo sé porque profundizamos éstos y otros conceptos en nuestro programa VTVR, donde muchos ya han conseguido, en sólo 90 días, una economía feliz, tranquila y realizada. Lo mejor de todo, sin efecto rebote.

Si te interesa conocerte, tomar el control, analizar, tomar acciones concretas, armar tu plan y llevar una economía feliz, el programa VTVR fue hecho para ti.

Toda la información la tienes en este link. Si las inscripciones están agotadas, encontrarás un botón donde podrás apuntarte y te avisaremos en cuánto se abra la siguiente convocatoria.

Mucho éxito en tu camino, puede que muy pronto llegues a ser una persona tan Realizada como yo, o incluso más, sólo debes enfocarte en armar una buena economía que te potencie.

Déjame un comentario para ayudarte en el proceso ¿Cuál es tu punto débil al querer hacer cambios en tu economía y mantenerlos? Te leo, un abrazo.

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable » Jaime Medina
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.