Cómo invertir en un negocio

Contenidos

 Aprende las claves importantes al momento de invertir en un negocio, de esta manera no cometerás errores que te podrían costar carísimo.

Lo que hasta hace un tiempo estaba reservado sólo para personas con un abultado capital, hoy está al alcance de muchos pequeños inversionistas. Gracias al aumento que ha tenido el emprendimiento desde hace unas décadas (fuertemente impulsado por la fragilidad económica mundial), ha comenzado a funcionar una enorme cantidad de pequeñas empresas estos últimos años. Lo que para algunos es un índice de crecimiento del país, para otros es una oportunidad de adquirir nuevos ingresos pasivos e invertir en un negocio.

Comprar negocios en funcionamiento, también conocidos como llave en mano, puede ser una excelente alternativa para alcanzar la libertad financiera. Generalmente, las rentabilidades de los negocios son muy superiores a las obtenidas en inversiones de instrumentos financieros (como el Depósito a Plazo por ejemplo), pero requieren de más conocimiento, evaluación y dedicación.

Personalmente, conozco una persona que logró una rentabilidad del 102% anual invirtiendo en un negocio, lo que es una cifra maravillosa. Supongo que se estarán preguntando cuánto dinero habrá tenido que invertir y dónde encontró tan buena oportunidad de inversión. En realidad, esa opción estuvo al alcance de muchas personas, porque le costó más barato que un automóvil de gama media, aproximadamente 10.000 dólares, y lo encontró en un portal de internet, es decir, sin moverse de su silla. La única diferencia es que esa persona no esperaba que le llegara por arte de magia. Estuvo buscando el negocio indicado durante casi 2 meses y tenía los conocimientos necesarios para poder identificarlo, sabía en qué fijarse. Esas son las cuales que veremos a continuación.

Aspectos de estabilidad

Cuando invirtamos en un negocio, debemos tener claro que es precisamente eso y no un emprendimiento, por lo tanto, debe tener un historial no menor a 3 años (ojo con este periodo).

Cuando pongamos la vista en un negocio que nos interese, debemos tener en cuenta que nuestra mirada es acerca de lo que compraremos, así como está. Existen muchos creativos que, al entrar a un negocio, comienzan a pensar en todos los cambios que le harían, desde el servicio hasta la decoración, lo que supuestamente podría atraer a muchísimos más clientes y, por consiguiente, generar utilidades increíblemente buenas. No recomiendo que echen a volar su imaginación en esta etapa si su intención es ser inversionistas y no emprendedores, ya que no conocemos la clientela actual, esa que ya es fiel al negocio, y que quizás no le agraden los cambios.

Aspectos financieros

Los números no mienten, por lo tanto un aspecto muy importante a considerar son los libros de contabilidad de los últimos años (por eso fui enfático en decir que debía existir un tiempo mínimo). Si no entiendes de contabilidad, lo mejor es asesorarte por algún contador de confianza. A veces pienso en lo desigual que somos para evaluar compras, por ejemplo, cuando adquirimos un automóvil usado, llevamos a un mecánico (el experto) y cotizamos cientos antes de comprarlo, sin embargo, cuando es un departamento o un negocio, compramos casi lo primero que vemos, guiados netamente por las apariencias.

Aspectos propios

Hemos recomendado en muchas ocasiones que sólo inviertas en aquello que conoces cómo funciona y la compra de negocios no es la excepción. Existen muchísimos tipos, desde servicios alimenticios, compra y venta de artículos, empresas de transporte, y un laaaargo etcétera.

Lo importante, es despojarnos de nuestros sentimientos y preferencias, por ejemplo, no tenemos que enfocarnos sólo en un restaurante de sushi sólo porque nos guste consumir ese tipo de comida o porque sepamos que a muchas personas les agrada. Ésta es una de las características que diferencian a los buenos inversionistas de aquellos que jamás logran la libertad financiera, no se fijan sólo en mercado sino que además saben de su funcionamiento.

También debes considerar el tiempo necesario que se requiere para administrarlo o fiscalizarlo, porque existen algunos que están tan bien automatizados que da gusto sentarse a sólo recibir dinero. En cambio, otros se transforman en verdadero trabajo, ya que la supervivencia del negocio depende de cuán comprometidos y presentes estemos, es decir, nos convertimos en emprendedores y dejamos de lado al inversionista.

Con estos consejos, espero que hayas aprendido a mirar desde otra perspectiva este forma de generar rentas y puedas tomar mejores decisiones al momento de evaluar la compra de un negocio. Recuerda que el camino para lograr la libertad financiera no es único y que debes explorar cuál es el que se te hace más fácil de transitar.

Más artículos

¡Estaba chata! Había terminado mi carrera hacía apenas 3 años y ya me caracterizaba por ser una Salta-Empleos (personas que van de un trabajo

Artículo completo >>

En muchos países existe un generalizado descontento de sus habitantes con las pensiones que reciben o recibirán al jubilar, pero ¿cuál será la mejor

Artículo completo >>
Pariseando

Hoy estamos MUY CONTENTOS porque se inaugura nuestra sección de entrevistas llamada “Un Realizado Más”, proyecto que nació en nuestras cabezas hace más

Artículo completo >>
Isa y Juanmi de Más y mejor

¿Sientes que te falta tiempo en tu día a día? ¿Qué tu lista de “pendientes” se acumula cada vez más y que lo

Artículo completo >>

¡Felicidades!

Estás a 1 paso de conocer los 6 métodos más eficaces para comenzar a ahorrar

Responsable: Realitzats JNAD S.L. | Finalidad: enviarte contenidos, información, ofertas y publicidad | Legitimación: tu consentimiento. | Destinatarios: los datos estarán en los servidores de ActiveCampaign , LLC, en EEUU y acogida al EU Privacy Shield. | Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.