Descubre como hacer que el dinero trabaje por ti,

63. Arrendar es botar el dinero o no

¡Arrendar es botar el dinero! ¿o no?

Una de las afirmaciones más populares en el mundo versa de la siguiente manera: “Arrendar es botar el dinero” ¿También lo crees así? Le daré una vuelta al asunto para que tengas una visión financiera más completa

Yo me enamoré del mundo de las inversiones desde el día que supe que podrían darme la libertad de dedicarme a lo que amaba, y entonces… se produjo una paradoja, porque terminé precisamente volcando todo mi tiempo libre y dedicación a enseñar sobre finanzas e inversiones.

Muchas de las personas que emprendemos el camino hacia el bienestar financiero, especialmente al inicio, debemos derribar una cantidad enorme de mitos y creencias que se han transmitido por generaciones entorno al dinero, tales como:

  • Es mala educación preguntar por el salario de alguien más (incluso dentro de la familia)
  • El dinero es escaso
  • La única manera de tener una vida cómoda es estudiar una buena carrera, especializarte para hacer la diferencia en el mercado y encontrar un buen empleo, de otra forma, serás pobre o tendrías que hacer algo ilegal
  • Uno de los logros más grandes del ser humano es llegar a tener la casa propia

¿Te suenan familiares? Seguro que sí, son verdades incuestionables para muchísimas personas en este mundo. Quiero que te quedes con la creencia de la casa propia, ya que está íntimamente ligada a otra de la que vine a escribir hoy: arrendar es botar el dinero.

Como todo lo demás en este mundo, la certeza de esas palabras es algo relativo, ¿a qué me refiero? Cuando quieres acelerar tu camino hacia la libertad económica, lo ideal es hacer uso de tu capacidad de crédito como un turbo.

Todas las personas contamos con recursos potenciales a nuestra disposición: tiempo, dinero, red de contactos, conocimiento, habilidades e ideas, y los puedes poner a trabajar en pro de conseguir tu libertad. La capacidad de crédito es la puerta para expandirte y usar recursos ajenos, por esa razón es un acelerador.

Ante esto, quiero destacar 3 hechos esenciales sobre la capacidad de crédito:

  • El fuerte de usar esos recursos en un patrimonio que brinde frutos es la inversión inmobiliaria
  • La cantidad de dinero ajeno al que puedes optar es finita y se determina según la cantidad de ingresos que percibes
  • El beneficio otorgado por el DFL 2, es decir, la posibilidad de explotar un bien raíz sin pagar impuestos por ello, sólo lo puedes usar con los dos primeros inmuebles que adquieras y el orden es cronológico

Volvamos entonces a la interrogante de qué es mejor: comprar tu casa propia o arrendar. Bajo la premisa de que arrendar no lleva tu dinero a algo propio, sino que se va a los bolsillos de alguien más, la respuesta parece sumamente obvia.

Piensa en una persona que no le interesa para nada invertir ni adquirir bienes que trabajen en darle más ingresos, entonces, en ese caso efectivamente arrendar es botar el dinero. Por otro lado, si eres alguien con interés en conseguir tu libertad económica y crear un patrimonio rentable, comprar tu casa propia a crédito se convierte en botar el dinero ajeno a la basura.

Me explico: cuando vas al banco y preguntas por el monto que tienes disponible en un crédito hipotecario, la cifra tiene un tope. Si la utilizas en la casa propia, no la tendrás disponible nuevamente hasta pagar la deuda por completo, que será dentro de unos 15 o 20 años en los mejores casos. En cambio, si vives en un inmueble arrendado, tienes disponible esa capacidad de crédito para invertir en una propiedad que te traerá más ingresos en forma periódica.

¿Recuerdas que hablé de que la capacidad de crédito se define en función de tus ingresos? Bueno, cuando la usas para generar dinero, eso se traduce en que tus ingresos crecen y comienza un círulo virtuoso, ya que también aumenta tu capacidad de crédito. Gracias a eso, dentro de un año (incluso hemos visto casos de 6 meses), puedes volver a solicitar un préstamo para rentar otra vez y no pagarás impuestos en las dos primeras ocasiones. Si priorizaras la compra de tu vivienda, ya estarías perdiendo 1 de las 2 oportunidades que el fisco te da para rentar sin darle una tajada.

En ese caso ¿arrendar es botar el dinero? Pues yo decido arrendar ¿Y tú?

PD: Si buscas aprender más de la inversión inmobiliaria y comenzar a invertir, tenemos un curso on-line que puede interesarte ;) RIE Porpiedades

Acerca del autor

Natalia Espinosa

Contador Auditor, Coach Financiera e Inversionista empedernida.

Creo en la abundancia sin límites y en que la vida se puede dibujar y pintar con colores incluso inventados. Es por eso que hoy trabajo para fomentar que las personas forjen su propio camino hacia la autorealización, descubriendo sus propios colores.

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre las 3 claves probadas para optimizar tu economía

mockup-3-videos-claves-probadas-mockup

Al formar parte de Realizados tienes como Regalo de Bienvenida una serie de 3 VIDEOS GRATIS que te mostrarán cómo comenzar a mejorar tu vida financiera y que eso repercuta en una mejor calidad de vida en todo ámbito.